• Ellen G. White

#78 El fin del tiempo de gracia — 3 de 3


Hambre de la palabra

Aquellos que ahora no aprecian, ni estudian, ni valoran profundamente la Palabra de Dios hablada por sus siervos, más adelante tendrán razón para lamentarse amargamente. Vi que el Señor durante el juicio caminará por la tierra al fin del tiempo; las terribles plagas comenzarán a caer. Entonces aquellos que han despreciado la Palabra de Dios y la han valorado a la ligera, “irán errantes de mar a mar; desde el norte hasta el oriente discurrirán buscando palabra de Jehová, y no la hallarán”. Amós 8:12. Hay un hambre en la tierra por oír la Palabra.—Manuscrito 1, 1857. {EUD 199.1}

No más oraciones por los impíos

Los ministros de Dios habrán hecho su última tarea, ofrecido sus últimas oraciones, derramado sus últimas lágrimas amargas por una iglesia rebelde y un pueblo impío. Su última solemne amonestación ha sido dada. Entonces, aquellos que han profesado la verdad y no la han practicado, ¡cuán rápidamente darían casas y terrenos, dólares que han sido acumulados miserablemente y conservados en forma mezquina, para recibir algún consuelo, para que se les explique el camino de salvación, o para oír de sus ministros una palabra de esperanza, o una oración o una exhortación! Pero no, deberán padecer hambre y sed en vano; su sed nunca será saciada, ni podrán obtener consuelo. Sus casos están decididos y fijados para siempre. Es un tiempo temible, terrible.—Manuscrito 1, 1857. {EUD 199.2}


En el tiempo cuando caigan los castigos de Dios sin misericordia, oh, ¡cuánto envidiarán los impíos la condición de los que habitan “al abrigo del Altísimo”: el pabellón en el cual oculta el Señor a todos los que lo han amado y han obedecido sus mandamientos! Para los que sufren a consecuencia de sus pecados, ciertamente será envidiable la suerte de los justos en un tiempo tal. Pero después que termine el tiempo de gracia, la puerta de la misericordia se cerrará para los impíos; no se ofrecerán más oraciones a su favor.—Comentario Bíblico Adventista 3:1168 (1901). {EUD 199.3}

No es posible transferir el carácter

El Señor viene con poder y gran gloria. Entonces separará completamente a los justos de los impíos. Pero el aceite no podrá ser transferido en ese momento a las vasijas de los que no lo tienen. Entonces se cumplirán las palabras de Cristo: “Dos mujeres estarán moliendo juntas; la una será tomada, y la otra dejada. Dos estarán en el campo; el uno será tomado, y el otro dejado”. Los justos y los impíos deben estar relacionados en la obra de la vida. Pero el Señor lee el carácter; él discierne a los que son hijos obedientes, a los que respetan y aman sus mandamientos.—Testimonios para los Ministros, 234 (1895). {EUD 200.1}


Es algo solemne morir, pero es mucho más solemne vivir. Cada pensamiento, palabra y acción de nuestra vida volverá a confrontarnos. Tendremos que seguir siendo durante toda la eternidad lo que nos hayamos hecho durante el tiempo de gracia. La muerte provoca la disolución del cuerpo, pero no produce cambio alguno en nuestro carácter, ni lo cambia tampoco la venida de Cristo; tan solo lo fija para siempre sin posibilidad de cambio.—Joyas de los Testimonios 2:167 (1885). {EUD 200.2}

Otro tiempo de gracia no convencería a los malvados

Tenemos que aprovechar al máximo nuestras oportunidades presentes. No se nos dará otro tiempo de gracia en el cual prepararnos para el cielo. Esta es nuestra única y última oportunidad para formar caracteres que nos harán idóneos para el futuro hogar que el Señor ha preparado para todos los que son obedientes a sus mandamientos.—Carta 20, 1899. {EUD 200.3}


No habrá tiempo de gracia después de la venida del Señor. Los que dicen que lo habrá, están engañados y extraviados. Antes que Cristo venga, existirá un estado de cosas como el que existió antes del diluvio. Y después que el Salvador aparezca en las nubes del cielo, a nadie se le dará otra oportunidad para obtener la salvación. Todos habrán hecho su decisión.—Carta 45, 1891. {EUD 200.4}


Todos serán probados de acuerdo con la luz que han tenido. Los que se tornan de la verdad a las fábulas, no pueden esperar un segundo tiempo de gracia. No habrá un milenio temporal. Si resisten la verdad y usan su influencia para obstruir el camino de modo que otros no la reciban, después que el Espíritu Santo ha traído convicción a sus corazones, nunca serán convencidos. No buscaron la transformación de carácter durante el tiempo de prueba que se les dio, y Cristo no les dará la oportunidad de recorrer nuevamente el camino. La decisión es definitiva.—Carta 25, 1900. {EUD 201.1}


Arthur | (Paulo Rocha) Saúde

Cláudio | (Ruth) Saúde

Levi | Saúde

Luiz e Alejandro | Saúde

Marcos | Saúde

Pedro | (pastor) Saúde

Miguel | (Alex) Saúde

Pr. Ottoni | (pai da Marjorie) Saúde

Thalles | (Juan e Thais) Saúde

Mateus | Saúde

Sandra | (Joezel) Saúde

Isadora | Saúde

Inês | Saúde

Laurete | Saúde

Enock e Túlio | (Silas) Saúde

Nair | (Oliveira) Saúde

Tia Bia | Saúde

Lúcia | (vó Keyse) Saúde

Saul | (família Cruz) Saúde

Elisa | (família Aguiar) Saúde

Benedito | (Flavinha) Saúde

Jorge | (Ever) Saúde

¿Cree que este mensaje puede ayudar a alguien? Comparte con sus contactos o a través de sus redes sociales.


#profecia #tempodofim #sinais #voltadeJesus

SOBRE NÓS

Somos uma comunidade cristã fundamentada na Palavra de Deus, que busca a unidade no Espírito para servir melhor o semelhante, até a volta de Jesus.

PROGRAMAÇÕES (suspensas)

SÁBADO

  9:30 am | Escola Sabatina

10:45 am | Culto de Adoração

  5:30 pm | Culto Jovem (2º e 4º sábado)

DOMINGO

  6:00 pm | Séries especiais

QUARTA-FEIRA

  7:30 pm | Reunião de oração

SE INSCREVA PARA
RECEBER NOTÍCIAS
  • Grey Facebook Icon
  • Grey YouTube Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Apple Music Icon
  • Grey Google Play Icon

© 2020 Dallas Brazilian Seventh-Day Adventist Church. All Rights Reserved.