• Ellen G. White

#16 La voluntad entregada


Sigamos el siguiente itinerario:

1. Hable con Él acerca de sus sentimientos; trate de no pedir nada en este momento.

2. Lee la reflexión del día con calma.

Porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad. Filipenses 2:13.

Cristo prometió el don del Espíritu Santo a su iglesia, y la promesa nos pertenece a nosotros tanto como a los primeros discípulos. Pero como toda otra promesa, está sujeta a condiciones. Hay muchos que creen y profesan aferrarse a lo prometido por el Señor; hablan acerca de Cristo y del Espíritu Santo, y sin embargo no reciben beneficio alguno. No entregan su vida para que sea guiada y regida por los agentes divinos. No podemos utilizar al Espíritu Santo. El Espíritu ha de emplearnos a nosotros. Gracias al Espíritu Dios obra en su pueblo “así el querer como el hacer, por su buena voluntad”. Pero muchos no desean someterse a eso. Quieren manejarse a sí mismos. Esta es la razón por la cual no reciben el don celestial.

El Espíritu se da únicamente a aquellos que esperan humildemente en Dios, y que velan para tener su dirección y gracia. El poder de Dios aguarda que ellos lo pidan y lo reciban. Esta bendición prometida, reclamada por la fe, trae todas las demás bendiciones en su estela. Se da según las riquezas de la gracia de Cristo, y él está listo para proporcionarla a toda persona según su capacidad para recibirla.

Cuando el Espíritu de Dios se posesiona del corazón, transforma la vida. Se desechan los pensamientos pecaminosos y se renuncia a las malas acciones; el amor, la humildad y la paz ocupan el lugar de la ira, la envidia y las rencillas. La tristeza es desplazada por la alegría, y el semblante refleja el gozo del cielo. Nadie ve la mano que levanta la carga ni capta cómo desciende la luz de los atrios celestiales. La bendición llega cuando por fe el creyente se entrega a Dios. Entonces ese poder que ningún ojo humano puede ver, crea un nuevo ser a la imagen de Dios.

El Espíritu Santo es el aliento de la vida espiritual. Dar el Espíritu es conceder la vida de Cristo. Infunde en quien lo recibe los atributos del Maestro.—The Review and Herald, 19 de noviembre de 1908.

3. Qué tiene que ver el mensaje de hoy con:

- Usted

- Su familia

- Su iglesia

4. Ora por usted mismo, su familia y la lista a continuación:

Arthur | (Paulo Rocha) Saúde

Cláudio | (Ruth) Saúde

Levi | Saúde

Luiz e Alejandro | Saúde

Marcos | Saúde

Pedro | (pastor) Saúde

Laura | (Almir) Saúde

Miguel | (Alex) Saúde

Pr. Ottoni | (pai da Marjorie) Saúde

Thalles | (Juan e Thais) Saúde

Mateus | Saúde

Sandra | (Joezel) Saúde

Isadora | Saúde

Inês | Saúde

Laurete | Saúde

Enock e Túlio | (Silas) Saúde

Nair | (Oliveira) Saúde

Tia Bia | Saúde

Lúcia | (vó Keyse) Saúde

Saul | (família Cruz) Saúde

Elisa | (família Aguiar) Saúde

Benedito | (Flavinha) Saúde

Jorge | (Ever) Saúde

¿Cree que este mensaje puede ayudar a alguien? Comparte con sus contactos o a través de sus redes sociales.

#reavivamento #EspíritoSanto #oração #reforma #Jesus #vontade

SOBRE NÓS

Somos uma comunidade cristã fundamentada na Palavra de Deus, que busca a unidade no Espírito para servir melhor o semelhante, até a volta de Jesus.

PROGRAMAÇÕES (suspensas)

SÁBADO

  9:30 am | Escola Sabatina

10:45 am | Culto de Adoração

  5:30 pm | Culto Jovem (2º e 4º sábado)

DOMINGO

  6:00 pm | Séries especiais

QUARTA-FEIRA

  7:30 pm | Reunião de oração

SE INSCREVA PARA
RECEBER NOTÍCIAS
  • Grey Facebook Icon
  • Grey YouTube Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Apple Music Icon
  • Grey Google Play Icon

© 2020 Dallas Brazilian Seventh-Day Adventist Church. All Rights Reserved.