• Ellen G. White

#4 Examen del corazón y autoexamen


Sigamos el siguiente itinerario:

1. Hable con Él acerca de sus sentimientos; trate de no pedir nada en este momento.

2. Lee la reflexión del día con calma.

Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis pensamientos; y ve si hay en mí camino de perversidad, y guíame en el camino eterno. Salmos 139:23, 24.

Después de la ascensión de Cristo, los discípulos se reunieron en un lugar para presentar humildes súplicas a Dios. Luego de diez días de examinar sus corazones y de autoexamen, el camino estaba preparado para que el Espíritu Santo entrara en el templo de cada ser que había sido limpiado y consagrado. Cada corazón estaba lleno del Espíritu, como si Dios deseara mostrar a su pueblo que era su prerrogativa bendecirlos con las bendiciones más selectas del cielo.

¿Cuál fue el resultado? Miles fueron convertidos en un día. La espada del Espíritu brillaba a diestra y siniestra. Recientemente afilada con poder, penetraba hasta partir la mente y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos. Fue eliminada la idolatría mezclada en la adoración de la gente. Al reino de Dios se añadían nuevos territorios. Lugares que habían sido estériles y desolados, elevaban sus alabanzas. Creyentes reconvertidos, nacidos de nuevo, eran un poder viviente para Dios. Había en sus bocas un canto nuevo de alabanza a Dios.

Controlados por el Espíritu, veían a Cristo en sus hermanos. Un sólo interés prevalecía. Un tema de emulación absorbía todos los demás, ser como Cristo y hacer las obras de Cristo. El celo ferviente que sentían se expresaba mediante una solícita ayuda mutua, palabras bondadosas y actos desinteresados. Todos se esforzaban por ver quién podía hacer más para extender el reino de Cristo. “Y la multitud de los que habían creído era de un corazón y un alma”. Hechos 4:32.

En los doce discípulos, la levadura de la verdad fue escondida por el gran Maestro. Estos discípulos habían de ser los instrumentos en manos de Dios para revelar la verdad al mundo. Se les dio poder divino, porque un Salvador resucitado sopló sobre ellos diciendo: “Recibid el Espíritu Santo”. Imbuidos con este Espíritu, salieron para testificar de la verdad. Así Dios desea que sus siervos salgan hoy con el mensaje que les ha dado. Pero hasta que reciban el Espíritu Santo no podrán llevarlo con poder, ni podrán darse cuenta de lo que Dios puede hacer por medio de ellos.—The Review and Herald, 10 de junio de 1902.

3. Qué tiene que ver el mensaje de hoy con:

- Usted

- Su familia

- Su iglesia

4. Ora por usted mismo, su familia e intercede por alguien en particular.

¿Cree que este mensaje puede ayudar a alguien? Comparte con sus contactos o a través de sus redes sociales.

#reavivamento #EspíritoSanto #oração #reforma

SOBRE NÓS

Somos uma comunidade cristã fundamentada na Palavra de Deus, que busca a unidade no Espírito para servir melhor o semelhante, até a volta de Jesus.

PROGRAMAÇÕES

SÁBADO

  9:30 am | Escola Sabatina

10:45 am | Culto de Adoração

  5:30 pm | Culto Jovem (2º e 4º sábado)

DOMINGO (temporariamente suspenso)

  6:00 pm | Séries especiais

QUARTA-FEIRA (temporariamente suspenso)

  7:30 pm | Reunião de oração

SE INSCREVA PARA
RECEBER NOTÍCIAS
  • Grey Facebook Icon
  • Grey YouTube Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Apple Music Icon
  • Grey Google Play Icon

© 2020 Dallas Brazilian Seventh-Day Adventist Church. All Rights Reserved.